Un mensaje de la concejal de la ciudad de Nueva York, Carlina Rivera